Diseño web: Algunas pistas para un correcto uso del color en la web

El color afecta a los seres humanos de una forma muy importante a nivel subconsciente, ocasionando reacciones instintivas que pueden pasar desapercibidas incluso para los propios usuarios.

El uso adecuado del color en nuestras páginas web puede, por lo tanto, ocasionar respuestas positivas a nuestros clientes que nos permitan reforzar la calidad del diseño web y, por supuesto, del contenido escrito de nuestras páginas.

El blanco y negro

La contraposición del negro y el blanco crea un efecto clásico y atemporal, además de resultar siempre elegante, formal y sofisticado.  Sin embargo, es importante alcanzar un equilibrio correcto entre ambas tonalidades, ya que un sitio excesivamente negro podría resultar oscuro y opresivo, mientras que un exceso de blanco podría ser excesivamente insípido.

En la práctica nos encontramos con muy pocos sitios web estrictamente en blanco y negro, pero su uso puede resultar muy útil para destacar pequeños y sutiles elementos en otro color más llamativo, que centralizarán y focalizarán toda la atención del usuario.

El azul

Se supone que es el color favorito de la mayoría de las personas.  Es el color del mar y el cielo, y transmite al usuario importantes dosis de paz y tranquilidad, reduciendo el estrés y la presión sanguínea.

Posiblemente sea el color corporativo más utilizado, especialmente en sitios web relacionados con hospitales y clínicas, y también en la industria financiera por su capacidad de transmitir confianza y credibilidad.  Aunque no resulta especialmente llamativo, su uso es muy aconsejado en los enlaces y botones del tipo “compra ahora” o “paga aquí”.

Verde

Es el color más habitual en la naturaleza, por lo que se ha convertido en el color emblema de los sitios relacionados con la ecología y el respeto al medio ambiente.

Desde un punto de vista psicológico el  verde tiene un importante efecto relajante y previene los estados de ansiedad.  Además se asocia habitualmente con “el color del dinero”, por lo que es muy usado en sitios de consultoría y apoyo económico a empresas.   Siempre será adecuado utilizarlo en frases o enlaces en las que se aconseje al usuario ejecutar alguna acción económica o de petición de ayuda.

El rojo

El rojo es un color muy peligroso.  Una visualización continua de una página totalmente roja puede resultar excesiva para casi cualquier usuario en Internet.

Es un color que se asocia con la sangre, el peligro y la sexualidad.  Incrementa la presión sanguínea y estimula y alerta al usuario.  Por ello resulta tremendamente útil para destacar titulares, enlaces, palabras clave u ofertas.  También es muy usado para indicar errores, por lo que es habitual encontrarlo, por ejemplo, en la validación de formularios en las páginas web.


En resumen, existen innumerables estudios relacionados son la psicología de los colores, pero lo más importante, desde un punto de vista de diseño web, es recordar que el usuario debe sentirse cómo con las acciones a realizar en el sitio.  Por lo tanto cada color debe utilizarse en función del mensaje que se desea transmitir, y siempre siendo coherente con el resto de colores usados en la paleta de nuestro diseño.

Contacta con nosotros

{emailcloak=off}
Enviando este formulario, confirmas haber leido nuestra política de privacidad y aceptas los términos y condiciones indicados en la misma.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. / Saber más