El precio por recibir insultos en Internet

Esta mañana he podido leer en varios medios de comunicación la indemnización que una página web deberá pagar al artista Ramoncín en compensación por ciertos insultos recibidos:

“El Tribunal Supremo ha confirmado la condena al administrador de la página 'alasbarricadas.org' a pagar 6.000 euros al cantante Ramoncín por intromisión en su derecho al honor al hacer responsable a esta web de las opiniones de contenido vejatorio vertidas por varios internautas contra el cantante.”

La verdad es que no he llegado ha leer el contenido que ha causado la denuncia y posterior sanción a la página web, pero debemos entender que el veredicto del tribunal es justo y que ese dinero servirá para que Ramoncín pueda recuperarse del trato vejatorio recibido.

Está claro que no todo vale en Internet.  Que por mucho que defendamos la libertad en la red, el derecho a la opinión, la libre circulación de contenidos, etc. en el momento en que se constate un delito, este debe ser castigado.

El problema estriba en que, en ocasiones, no somos conscientes del alcance real de Internet.  Los blogs y las redes sociales nos han acostumbrado a interacturar con nuestros contactos agregados de la misma forma en que antes podíamos hacerlo con los colegas en un bar o en una charla ocasional.  Y seguro que en ese ámbito de actuación todos hemos podido hacer o decir cosas poco adecuadas e incluso proferir amenazas vanas o insultos injustificados como válvula de escape a nuestros sentimientos eternos.

Internet nos da el potencial para llevar nuestra palabra, nuestros pensamientos (y nuestros negocios) a lugares a los que no hubiéramos podido soñar en otra época.  Sin embargo también debe obligarnos a actuar en consecuencia y recordar que en Internet no rigen las mismas reglas que en el ámbito familiar. 

En cualquier caso, es posible que las leyes y los tribunales también deban adecuarse a los nuevos usos y costumbres de las tecnologías de la información. El tiempo nos dirá hacia donde evolucionamos en una sociedad permanentemente conectada a Internet.

Contacta con nosotros

{emailcloak=off}
Enviando este formulario, confirmas haber leido nuestra política de privacidad y aceptas los términos y condiciones indicados en la misma.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. / Saber más