La diversificación de versiones de Internet Explorer

Internet Explorer es posiblemente el navegador más odiado por todas las personas que nos dedicamos al diseño de páginas web.  Por un lado es necesario garantizar la compatibilidad de cualquier sitio con dicho navegador, puesto que es (indiscutiblemente) el más utilizado por los usuarios.  Y por el otro lado, tenemos que pelear con un navegador que históricamente se ha "olvidado" de cumplir los estándares web y que modifica la visualización de los elementos en cada nueva versión que aparece en el mercado.

Mientras que de cara a la galería Microsoft presenta orgulloso su nuevo Internet Explorer 9, la cara oculta nos enseña que sigue arrastrando un porcentaje cercano al 10% de usuarios de Internet Explorer 6, que se muestran reacios a actualizar la versión de su navegador.

Evidentemente en Microsoft son conscientes de la situación, y la página ie6countdown es buena muestra de ello.  En dicha página podemos encontrarnos el mapa de uso de Internet Explorer 6 y las recomendaciones de la compañía para actualizar la versión del más que obsoleto navegador.

webspecialista

Sin embargo, esa política de actualización de versiones contrasta con los requerimientos del nuevo Internet Explorer 9.  Sólo los usuarios de Windows Vista y Windows 7 pueden disfrutar de las bondades del nuevo navegador.  El inmenso parque de equipos con Windows XP se queda lastrado en Internet Explorer 8.  Y claro, una cosa es pedir o recomendar a un usuario que actualice su navegador y otra muy distinta que haga lo propio con el sistema operativo.  En este segundo caso, a la dificultad técnica, se unen los requisitos de máquina solicitados por las nuevas versiones de Windows y el desembolso económico por la compra de licencias requeridas.

Así que ese es el panorama.  Aunque consigamos que los usuarios se olviden de Internet Explorer 6, seguiremos teniendo multiplicidad de versiones de Internet Explorer.  Porque Windows XP tiene todavía mucha vida por delante.  Y la cosa no quedará ahí, puesto que todo apunta a que el futuro Internet Explorer 10 no será compatible con Windows Vista, con lo que cada sistema operativo tendrá su tope en la opción del navegador a utilizar.

Mientras tanto la competencia nos ofrece actualizaciones sencillas y automatizadas de sus navegadores.  En el caso de Chrome estas actualizaciones son incluso transparentes para el usuario, que en muchos casos ni siquiera es consciente de que se ha actualizado a la última versión.

Afortunadamente Internet Explorer ya no es el rey y podemos elegir entre muchos y buenos navegadores (Chrome, Firefox, Opera...).  Lamentablemente a muchos usuarios esto les suena a chino, y sólo usan lo que viene de serie con su equipo.

Contacta con nosotros

{emailcloak=off}
Enviando este formulario, confirmas haber leido nuestra política de privacidad y aceptas los términos y condiciones indicados en la misma.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. / Saber más