La página web como escaparate de la empresa

Es evidente que cualquier negocio que se precie debe tener una página web para estar presente en Internet.  A partir de esta premisa, podemos elegir varias alternativas para construir nuestro sitio en Internet.

  • Una primera opción utilizada habitualmente es recordar que el "el sobrino del primo de un amigo" sabe mucho de eso de ordenadores y nos puede hacer la página.  Generalmente obtendremos el equivalente web de una presentación en Power Point o incluso de un mero fichero de Word convertido en HTML o similar.
  • Una pequeña búsqueda en Internet nos podrá mostrar algunos portales gratuitos para la creación de una sitio web "corporativo" en cinco minutos a través de plantillas.  El resultado suele ser una página cuya estructura no se adapta a nuestro logo y una estética que se repite hasta la saciedad en todas las empresas que ha elegido la misma plantilla que nosotros.
  • También es bastante popular la alternativa de utilizar un sistema de gestión de Blogs como Wordpress o Blogger.  Se pueden conseguir resultados bastante profesionales con un poco de dedicación, aunque no debemos olvidar que son páginas concebidas para la creación y gestión de blogs, por lo que no siempre se adecúan a las necesidades de la empresa.
  • La última opción es dejar la creación de la página web en manos de profesionales.  Es evidente que esta opción requerirá una inversión económica que no está presente directamente en las opciones anteriores, pero como contrapartida no tendremos que invertir nuestro tiempo en implementar una tecnología que no conocemos a fondo y el resultado debería ser más ajustado a nuestras necesidades reales.


La elección de cada opción dependerá de numerosos factores, pero debemos tener en cuenta que la web será nuestro escaparate en Internet y nuestra tarjeta de presentación para nuevos clientes potenciales, por lo que deberíamos cuidarla al máximo.

En esa misma línea, la web debería funcionar como cualquiera de los escaparates que conocemos de nuestras tiendas favoritas.  Es decir, debe actualizarse con las novedades de cada temporada, debe informar de las nuevas ofertas y promociones, debe tratar de captar la atención de los usuarios y diferenciarse de la competencia...  ¡Una web debe ser estar viva! Y para ello debemos dedicarle atención y recursos, que se recompensarán en forma de nuevos clientes y oportunidades de negocio.

Y ese es el factor en el que debemos obligarnos a cambiar nuestra mentalidad.  La gestión de la página web y, en general, de nuestra presencia en Internet no es un gasto.  Es una inversión.  Y como tal es una gran idea recordar que debería estar gestionada por profesionales que nos ofrezcan el máximo retorno de dicha inversión.

Contacta con nosotros

{emailcloak=off}
Enviando este formulario, confirmas haber leido nuestra política de privacidad y aceptas los términos y condiciones indicados en la misma.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. / Saber más